2018: los ojos en el mar

 

“Confía en la vida. Todo lo que necesitamos está ahí, esperándonos”

Esperé a los primeros días del 2018 para retomar un viejo amor. La escritura es bastante terapéutica (por lo menos para mí­) y esclarecedora: como los bailarines cuando se dejan llevar por el ritmo de la música, las palabras de quien escribe son parte de un proceso de movimiento que fluye sólo, al compás de nuestros propios pensamientos y sentimientos. Se trata un poco de dejarse llevar, fluir y volar. Como la improvisación en el baile.

Empieza un nuevo año repleto de desafíos. Mi ritual es el mismo y no cambia con la tecnología: religiosamente, me compro mi agenda de papel. Este año me incliné por una astrológica muy conocida para “guiarme” -mientras pueda- por los astros y los planetas (soy muy capricorniana! ja).
La sensación es siempre la misma: incertidumbre frente a las páginas en blanco. Imaginarse qué llevarán consigo cada uno de los días; qué experiencias, anécdotas y aventuras nos esperan por delante. Y eso es lo que hace emocionante a la vida, ¿no? El no tener nada completamente resuelto, nada definitivo, nada comprado.

Nos esperan 365 oportunidades para crecer y convertirnos en mejores personas. Para  evolucionar, aprender, vivir. Enero es ese mes bisagra en el que cargamos las pilas para afrontar todo lo que se viene, para llenar esos casilleros en blanco y recibir con las manos bien abiertas todo lo que la vida nos tenga preparado.

IMG-8472

Estuve unos días en la playa, donde pasé la mayoría de mis cumpleaños (cumplo el 12 de enero y, como bien sabrán los nativos de estas fechas, tenemos la dicha -o no- de celebrar nuestro natalicio en contextos completamente diferentes a los del resto de los mortales). Así que di una nueva vuelta al sol mirando al mar y con los pies en la arena. ¡Nada más lindo!

Y una cosa más: en numerología, 2018 se resume a 11. El 11 es de los denominados “números maestros”, con fuerza divina y mucha carga energética. Dicen los que saben que vamos a actuar más con el corazón que con la mente.

Entonces, en resumen: vuelvo a escribir. Hay todo un camino por recorrer, muchas cosas por contar, muchas canciones por bailar y muchas letras por escribir.

 

¡Gran 2018!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s